XX Premio de Poesía Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina". 2012

Del 12 de marzo de 2012 al 17 de septiembre de 2012.

BASES (Descargar aquí en PDF)

  1. Podrán optar al XX Premio de Poesía Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina" cuantos poetas lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, siempre que sus obras sean inéditas, no hayan sido premiadas en otros certámenes y se presenten escritas en lengua castellana, con una extensión de setecientos a mil doscientos versos. Cada autor sólo podrá presentar un poemario de temática libre. Quedan expresamente excluidos los autores que hayan obtenido en ediciones anteriores este premio.
  2. Los originales se presentarán por sextuplicado en ejemplares separados, numerados y a dos espacios por una sola cara, en formato A4. Los trabajos deberán estar debidamente grapados, cosidos o encuadernados y deberán presentarse sin firma, bajo lema y acompañados de una plica, con el mismo lema, que contendrá nombre, dirección, correo electrónico y teléfono del autor, así como un breve currículum vitae.
  3. Los trabajos podrán presentarse directamente o remitirse por correo certificado con acuse de recibo. Serán presentados o remitidos a la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, (Plaza de Orive, 2; 14071 Córdoba), haciendo constar que el envío se hace al XX Premio de Poesía Ciudad de Córdoba "Ricardo Molina”. No se admiten trabajos presentados por correo electrónico u otro medio que no sea el antedicho.
  4. El plazo de recepción finalizará el día 17 de septiembre del 2012.
  5. El Premio está dotado con DOCE MIL EUROS y la publicación de la obra a cargo de la editorial Hiperión.
  6. Los derechos inherentes a la primera edición de la obra premiada serán del editor, que entregará al autor cincuenta ejemplares de la misma. Estas condiciones serán revisadas y acordadas en caso de nuevas ediciones. Transcurridos 5 años de la fecha del fallo, el autor tendrá libre disposición de su obra.
  7. Las obras seleccionadas por la Comisión Lectora serán propuestas al Jurado para el fallo del Premio. No obstante, los miembros del Jurado tendrán acceso al conjunto de los obras presentadas, si lo estimasen oportuno.
  8. El jurado estará compuesto por cinco miembros, designados por el Ayuntamiento de Córdoba entre poetas, escritores, críticos, académicos, profesores y personalidades relevantes de las letras. Actuará como Secretario, con voz pero sin voto, un funcionario del Ayuntamiento de Córdoba.
  9. El jurado emitirá su fallo inapelable antes del 30 de noviembre de 2012. Si las obras presentadas no alcanzaran la calidad necesaria el premio sería declarado desierto.
  10. Los trabajos no se devolverán y serán destruidos a los 10 días siguientes al fallo. No se mantendrá correspondencia con los autores de los libros presentados.
  11. Si con posterioridad a la concesión del premio se tuviese conocimiento de anomalía o incumplimiento de las bases, procederá su revocación por parte del Ayuntamiento de Córdoba, previa consulta con el jurado.
  12. La participación en el certamen conlleva la plena aceptación de estas bases, así como de la hipotética decisión del jurado ante cualquier imprevisto no recogido en las mismas.

Anotaciones al margen. Obra de Jacinto Lara

Del 14 de junio de 2012 al 22 de julio de 2012.

Anotaciones al margen es una exposición que presenta de manera monográfica la obra escultórica de Jacinto Lara. Muestra obras inéditas, y realizadas de manera específica para esta exposición, junto a trabajos anteriores. 24 piezas, entre las que se encuentra una obra electroacústica compuesta por Juan de Dios García Aguilera.

Nacido en Fernán-Núñez (1953) y afincado en Córdoba, este pintor, escultor cordobés es uno de los máximos representantes del arte contemporáneo en Córdoba y Andalucía. Con una trayectoria de más de 30 años en el mundo de la pintura, Jacinto Lara se mantiene en continua creación, con una obra extensa, profunda y sincera.

Descargue aquí la hoja de sala, lista para imprimir.

Recomendamos una visita al sitio Web del autor: www.jacintolara.es

Escultura de JLara: SERIE 4. Koans
Escultura de JLara:
SERIE 4. Koans

Córdoba celebra hoy el Día de la Música con varios conciertos

Concierto de Trompas
Museo Arqueológico de Córdoba

jvs.21.junio.2012 | 19.30h

El Museo Arqueológico ofrece un concierto con motivo del Día Europeo de la Música.

 

Orquesta de Córdoba
Gran Teatro

jvs.21.junio.2012 | 20.30h

Días 20 (Selección) y 21 (Premium) de junio – 2012. Concierto de clausura de abono.

 

Jam Session
Casa de la Juventud [Córdoba]

jvs.21.junio.2012 | 21.00h

Con motivo de la inauguración de las salas de ensayo de la Casa de la Juventud.

 

Sonora Band Cuarteto
Restaurante “El Cucurucho”

jvs.21.junio.2012 | 21.30h

Concierto de jazz, temas standars y clásicos. Liderado por María Alcántara, Sonora interpreta versiones de temas clásicos de jazz y también se sumerge en otros estilos como el bolero clásico.

 

XI Festival Internacional de Música Sefardí
Jardín Botánico

jvs.21.junio.2012 | 22.00h

De la Red de Juderías de España. Del 19 al 23 de junio de 2012.

 

Inesperada Sol Dual
El Café de la Luna [Córdoba]

jvs.21.junio.2012 | 22.00h

Luna+ Blitz! Dj sesión.

 

Axivil Aljamía
Jardín Botánico

jvs.21.junio.2012 | 22.30h

XI Festival Internacional de Música Sefardí. Clásica, Flamenco, Música tradicional.

 

Jam Session
Jazz Café

jvs.21.junio.2012 | 22.30h

Blues e improvisación.

 

Concierto Fin de Curso del centro de enseñanza de Música Harut
Salón de Actos CajaSur-Reyes Católicos

vrns.22.junio.2012 | 18.00h

 

Orquesta Joven de Córdoba
Círculo de la Amistad

vrns.22.junio.2012 | 21.00h

El cacique que se metió a político

Érase una vez una ciudad de provincias venida a menos, hasta quedar olvidada por el resto del país y encerrada en sí misma. Éranse una vez Córdoba y sus mentideros, sus gentes, sus tabernas y sus personajes. Personajes como la figura del cacique local, el hombre al que la ciudad, huérfana en buena medida de otros referentes, rendía pleitesía y daba culto, obedeciendo a unas normas no escritas que la sociedad se había ido encargando de definir.

El cacique parecía amable y benevolente. Como se podía leer en la prensa, quién sabe hasta qué punto conchabada, abría las puertas de su casa a los que necesitaban de su ayuda. En su despacho, en un jardín o en un aparte durante el café en alguna terraza, escuchaba las penurias de sus conciudadanos y, mientras acariciaba su blanca pelambrera, movía los hilos que fueran necesarios para prestarles la asistencia que necesitaran. Una pequeña cantidad de dinero, quizás, un papelito, una carta de recomendación, un poco de agilidad para según qué trámites.

Todos sabían dónde podían conseguirse esos favores, todos sabían cómo y dónde se movían aquellos hilos, aquella burocracia paralela. No eran los mejores tiempos para la democracia en el país en general, pero tal perversión del principio de que el poder emanaba del pueblo a través de las instituciones libremente elegidas provocaba sarpullidos, tanto en los que, por convicción, no comulgaban con ese sistema, como en los curritos que, por razones evidentes de número, no llegaban a recibir los favores del cacique. El poder no venía del pueblo, venía de la pasta. En última instancia, fuera bueno o malo, bienintencionado o paternalista, lo que le daba la influencia a aquel hombre era su posición económica.

Al menos, hasta que se metió en la política. La política abría muchas más puertas, permitía tejer una red mucho más amplia con nuevos mecanismos de influencia. Además, permitía entrar en un círculo vicioso en el que los favores pasados atraían los votos futuros, y ser un cargo electo facilitaba los nuevos chanchullos. Y en todo ese juego, se diluía no sólo la democracia, sino la propia dignidad de la sociedad, que renunciaba a defender como suyo el derecho a un trabajo o a una vida próspera, a cambio de recibir las migajas de un sistema clientelar. Es así como se llegaba a poner el carisma por encima de la eficacia, el amiguismo por encima del compromiso y, al final, la trampa por encima de la ley.

Los vicios de la Restauración tuvieron en el caciquismo una de sus más nefastas representaciones en Andalucía. Aun sin muchos datos para decir si fueron, cada uno de ellos, malas o buenas personas, podemos saber que contribuyeron a la corrupción del sistema y, a la postre, a su desaparición en brazos del autoritarismo. El otro día, en los jardines de "Los Patos", pensaba, por ejemplo, en que la "blanca pelambrera" de la barba de Antonio Barroso y Castillo, que llegó a ocupar diversos cargos como ministro en Madrid, fue esculpida en un vistoso monumento esos mismos jardines a la muerte del político en 1916, para que así pudiera durar su memoria doscientos cincuenta o trescientos años. No duró ni uno: lo que tardó una manifestación obrera en hacer añicos aquellas figuras. Tal vez aquellas gentes se pensaban que era el principio del fin de esa lacra regional. Quién les iba a decir que, un siglo después, los cordobeses querrían volver a ser lo que fueron.

Sic transit

Los bancos de azulejos de "Los patos": arte talaverano en estado de abandono

Los jardines de la Agricultura ("Los patos", entre la Victoria y la estación para los muy desorientados) fueron concebidos como un gran espacio de esparcimiento para los cordobeses, que vino a sustituir al primitivo paseo circular de la Victoria, allá por los años 60 del siglo XIX.

El otro día, preparando con el compañero Malabaddon un paseíllo guiado por la zona, nos topamos con los bancos revestidos de azulejos que adornan el parque. No teníamos gran idea de su origen y un pequeño cuaderno didáctico de la historia de los jardines nos decía, simplemente, que habían sido instalados a finales del siglo XIX para completar el proyecto del parque.

No sabíamos cómo encajarlos en la charla más allá de la mera curiosidad, hasta que nos fijamos en que uno de ellos, el más cercano al estanque de los patos, tenía una firma parcialmente reventada por algún homínido etilizado. Apenas puede leerse en ella "J. Ruiz de [...]na. Talavera".

Bastó rebuscar un poquillo en la red para dar con el autor de los azulejos: Juan Ruiz de Luna, uno de los más importantes ceramistas talaveranos. A Ruiz de Luna, nacido en Noez (Toledo) en 1863, se debe la recuperación de antiguas técnicas que llegaron procedentes de Flandes en el siglo XVI, así como su perfeccionamiento y adaptación a los medios del siglo XX. Es tal su relevancia que el museo de cerámica de Talavera, uno de los más importantes del mundo, lleva su nombre.

Los azulejos de "Los patos" están repartidos en varios conjuntos. Un banco parece aislado junto al estanque, otros pocos se alinean en la avenida de Cervantes y el grupo más representativo está en el centro del parque, delimitando un espacio hoy vacío, en el que se encontraba un pequeño quiosco habilitado como biblioteca de obras de Séneca. Es por ello que los bancos de esta zona están adornados con citas célebres del filósofo cordobés.














El estado de conservación general es bastante malo: los azulejos están parcialmente arrancados, golpeados y llenos de barro y musgo. Asombra, eso sí, la viveza de los colores después de estar durante más de un siglo expuestos al sol del verano cordobés. Comentábamos el otro día, y me parece que acertadamente, cómo los bancos ya no se deberían considerar mobiliario urbano, sino una pieza artística de alto valor, y como tal deberían ser identificados y protegidos, restaurándolos y desenterrando los que están medio cubiertos por materiales de relleno.

Por cierto, el paseo guiado salió bastante bien, y se repetira próximamente, iremos avisando.

---

Edito: el conjunto de citas de Séneca, fotos de la antigua biblioteca y otros datos interesantes en este artículo de Paco Muñoz en la Calleja de las Flores. Gracias, Manolo.