El cacique que se metió a político

Érase una vez una ciudad de provincias venida a menos, hasta quedar olvidada por el resto del país y encerrada en sí misma. Éranse una vez Córdoba y sus mentideros, sus gentes, sus tabernas y sus personajes. Personajes como la figura del cacique local, el hombre al que la ciudad, huérfana en buena medida de otros referentes, rendía pleitesía y daba culto, obedeciendo a unas normas no escritas que la sociedad se había ido encargando de definir.

El cacique parecía amable y benevolente. Como se podía leer en la prensa, quién sabe hasta qué punto conchabada, abría las puertas de su casa a los que necesitaban de su ayuda. En su despacho, en un jardín o en un aparte durante el café en alguna terraza, escuchaba las penurias de sus conciudadanos y, mientras acariciaba su blanca pelambrera, movía los hilos que fueran necesarios para prestarles la asistencia que necesitaran. Una pequeña cantidad de dinero, quizás, un papelito, una carta de recomendación, un poco de agilidad para según qué trámites.

Todos sabían dónde podían conseguirse esos favores, todos sabían cómo y dónde se movían aquellos hilos, aquella burocracia paralela. No eran los mejores tiempos para la democracia en el país en general, pero tal perversión del principio de que el poder emanaba del pueblo a través de las instituciones libremente elegidas provocaba sarpullidos, tanto en los que, por convicción, no comulgaban con ese sistema, como en los curritos que, por razones evidentes de número, no llegaban a recibir los favores del cacique. El poder no venía del pueblo, venía de la pasta. En última instancia, fuera bueno o malo, bienintencionado o paternalista, lo que le daba la influencia a aquel hombre era su posición económica.

Al menos, hasta que se metió en la política. La política abría muchas más puertas, permitía tejer una red mucho más amplia con nuevos mecanismos de influencia. Además, permitía entrar en un círculo vicioso en el que los favores pasados atraían los votos futuros, y ser un cargo electo facilitaba los nuevos chanchullos. Y en todo ese juego, se diluía no sólo la democracia, sino la propia dignidad de la sociedad, que renunciaba a defender como suyo el derecho a un trabajo o a una vida próspera, a cambio de recibir las migajas de un sistema clientelar. Es así como se llegaba a poner el carisma por encima de la eficacia, el amiguismo por encima del compromiso y, al final, la trampa por encima de la ley.

Los vicios de la Restauración tuvieron en el caciquismo una de sus más nefastas representaciones en Andalucía. Aun sin muchos datos para decir si fueron, cada uno de ellos, malas o buenas personas, podemos saber que contribuyeron a la corrupción del sistema y, a la postre, a su desaparición en brazos del autoritarismo. El otro día, en los jardines de “Los Patos”, pensaba, por ejemplo, en que la “blanca pelambrera” de la barba de Antonio Barroso y Castillo, que llegó a ocupar diversos cargos como ministro en Madrid, fue esculpida en un vistoso monumento esos mismos jardines a la muerte del político en 1916, para que así pudiera durar su memoria doscientos cincuenta o trescientos años. No duró ni uno: lo que tardó una manifestación obrera en hacer añicos aquellas figuras. Tal vez aquellas gentes se pensaban que era el principio del fin de esa lacra regional. Quién les iba a decir que, un siglo después, los cordobeses querrían volver a ser lo que fueron.

Sic transit

Becas de investigación sobre el bicentenario de la Constitución de 1812

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía y las diez universidades públicas andaluzas convocan dos becas de investigación dentro del programa conjunto del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya para el año 2012, año del Bicentenario de la Constitución de 1812.

El objeto de esta convocatoria es la realización de dos investigaciones encuadradas dentro del objeto de estudio del Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya que coordinan la Universidad de Cádiz y la Universidad Internacional de Andalucía. Las líneas centrales de dichas investigaciones son la responsabilidad social en las Universidades Iberoamericanas y el apoyo a los creadores en las Universidades Iberoamericanas.

Podrán participar en esta convocatoria alumnos en período de investigación de Máster o doctores universitarios de las universidades iberoamericanas asi como alumnos o antiguos alumnos de cualquiera de los Másteres oficiales o Másteres de postgrado de las universidades iberoamericanas.

Cada uno de los beneficiarios de las becas de investigación recibirá  300 Euros ( menos el IRPF vigente) por el Proyecto de Investigación Ganador y 1.700 Euros (menos el IRPF vigente) una vez que entregue el original final y
editable de la investigación. La investigación deberá estar finalizada en formato editable antes del 15 de octubre de 2012

Los interesados deberán presentar sus solicitudes entre el 15 de junio  y el 20 de julio  de 2012. Junto a la solicitud será obligatoria la presentación del proyecto de investigación (máximo 10 A4), la temporalización, plan de trabajo de la misma y el currículum. El Jurado de la convocatoria se reunirá en la última semana de julio de 2012 para fallar la mencionada adjudicación. Una vez concedidas las becas sus titulares tendrán hasta el 15 de octubre de 2012 para presentar el original final publicable de la investigación.

Las solicitudes deben dirigirse a: Observatorio Cultural del Proyecto Atalaya. Vicerrectorado de Proyección Social, Cultural e  Internacional. Universidadad de Cádiz. Paseo Carlos III, 3 11003 Cádiz
extensión@uca.es

Para la concesión de estas dos becas el Jurado atenderá los siguientes criterios:
a) La calidad científica de la propuesta y su viabilidad de acuerdo con el potencial investigador de la persona que la presenta.
b) La adecuación de los recursos solicitados y de la duración del proyecto a los objetivos que se proponen.
c) La actividad investigadora desarrollada por la persona responsable.

Mas información y bases completas en  http://www.observatorioatalaya.es/es/

La CTA, las OTRI de las universidades andaluzas y el CSIC promueven la explotación de más de cien patentes

La CTA, las OTRI de las universidades andaluzas y el CSIC promueven la explotación de más de cien patentes

  
* La nueva edición del proyecto PatenCTA duplica el volumen de patentes seleccionadas para su posible explotación comercial por empresas.


* La edición anterior de PatenCTA ya ha generado 1 spin-off y 8 acuerdos de colaboración estable entre empresas innovadoras y grupos de investigación.

Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de las nueve universidades públicas andaluzas y el CSIC promueven, en colaboración con la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, la explotación comercial de más de un centenar de patentes.

Representantes de CTA, de la Red de OTRI de Andalucía (ROA) y de las OTRI han mantenido ayer en la sede de esta Fundación una reunión de seguimiento del proyecto, que, bajo el nombre de PatenCTA y elaborado en colaboración con la consultora Clarke, Modet&Co, celebra este año su segunda edición, con un 50% más de patentes seleccionadas que la edición pasada, hasta 104.

El objetivo es que las empresas miembros de CTA, todas ellas comprometidas con la I+D+i, desarrollen la explotación comercial de patentes registradas por los investigadores de las universidades públicas y el CSIC, de manera que se aproveche el conocimiento generado en el entorno científico para hacer más competitivo el tejido productivo andaluz y aportar nuevas soluciones a los problemas de la sociedad. Del centenar de patentes propuestas a las empresas, éstas ya han seleccionado 35, que ahora serán analizadas con más de detalle en una serie de mesas de trabajo en las que podrán reunirse con los grupos de investigación para estudiar las posibilidades de explotación. Ya hay previstas cerca de una veintena de mesas de trabajo, en las que participarán 18 empresas y 20 grupos de investigación de 7 universidades y 1 OPI.

Entre los resultados esperados de este trabajo, destacan la generación de proyectos de I+D+i, relaciones estables Universidad-Empresa, nuevas líneas de negocio y posibles spin-offs y spin-outs, además de contribuir al licenciamiento de patentes andaluzas.

La edición anterior del proyecto PatenCTA ya ha generado una spin-off y ha conseguido 8 acuerdos de colaboración entre empresas y grupos de investigación.

A la reunión, asistieron el director general de CTA, Elías Atienza; la directora del Centro Tecnológico Avanzado de CTA, Iraida Cano; la presidenta de la ROA, Carmen Tarradas y más de una veintena de directores y representantes de las OTRI de las 9 universidades públicas andaluzas y el CSIC.

El rector y la directora de la Agencia Andaluza del Conocimiento animan a los investigadores a buscar financiación científica en Europa

El rector y la directora de la Agencia Andaluza del Conocimiento animan a los investigadores a buscar financiación científica en Europa

Más de medio centenar de investigadores de las áreas de alimentación, agricultura, pesca y biotecnología asisten hoy a las jornadas informativas sobre el VII Programa Marco de la UE, organizada por la Agencia Andaluza del Conocimiento y retransmitida on line por el Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación ceiA3 en http://aulavirtualtv.uco.es

A todos ellos ha estado dirigido el mensaje del rector de la Universidad de Córdoba, José Manuel Roldán Nogueras, y de la directora de la Agencia Andaluza del Conocimiento, Eva María Vázquez, que han animado a los investigadores andaluces a buscar financiación en la última convocatoria del VI programa marco y a prepararse para la convocatoria del VIII, que contará con más de 80.000 millones de euros de financiación.

Los bancos de azulejos de "Los patos": arte talaverano en estado de abandono

Los jardines de la Agricultura (“Los patos”, entre la Victoria y la estación para los muy desorientados) fueron concebidos como un gran espacio de esparcimiento para los cordobeses, que vino a sustituir al primitivo paseo circular de la Victoria, allá por los años 60 del siglo XIX.

El otro día, preparando con el compañero Malabaddon un paseíllo guiado por la zona, nos topamos con los bancos revestidos de azulejos que adornan el parque. No teníamos gran idea de su origen y un pequeño cuaderno didáctico de la historia de los jardines nos decía, simplemente, que habían sido instalados a finales del siglo XIX para completar el proyecto del parque.

No sabíamos cómo encajarlos en la charla más allá de la mera curiosidad, hasta que nos fijamos en que uno de ellos, el más cercano al estanque de los patos, tenía una firma parcialmente reventada por algún homínido etilizado. Apenas puede leerse en ella “J. Ruiz de […]na. Talavera”.

Bastó rebuscar un poquillo en la red para dar con el autor de los azulejos: Juan Ruiz de Luna, uno de los más importantes ceramistas talaveranos. A Ruiz de Luna, nacido en Noez (Toledo) en 1863, se debe la recuperación de antiguas técnicas que llegaron procedentes de Flandes en el siglo XVI, así como su perfeccionamiento y adaptación a los medios del siglo XX. Es tal su relevancia que el museo de cerámica de Talavera, uno de los más importantes del mundo, lleva su nombre.

Los azulejos de “Los patos” están repartidos en varios conjuntos. Un banco parece aislado junto al estanque, otros pocos se alinean en la avenida de Cervantes y el grupo más representativo está en el centro del parque, delimitando un espacio hoy vacío, en el que se encontraba un pequeño quiosco habilitado como biblioteca de obras de Séneca. Es por ello que los bancos de esta zona están adornados con citas célebres del filósofo cordobés.

El estado de conservación general es bastante malo: los azulejos están parcialmente arrancados, golpeados y llenos de barro y musgo. Asombra, eso sí, la viveza de los colores después de estar durante más de un siglo expuestos al sol del verano cordobés. Comentábamos el otro día, y me parece que acertadamente, cómo los bancos ya no se deberían considerar mobiliario urbano, sino una pieza artística de alto valor, y como tal deberían ser identificados y protegidos, restaurándolos y desenterrando los que están medio cubiertos por materiales de relleno.

Por cierto, el paseo guiado salió bastante bien, y se repetira próximamente, iremos avisando.

Edito: el conjunto de citas de Séneca, fotos de la antigua biblioteca y otros datos interesantes en este artículo de Paco Muñoz en la Calleja de las Flores. Gracias, Manolo.